La revolución televisiva de la F1 planea devolver las retransmisiones en abierto.

La temporada 2017 ha supuesto para la Fórmula 1 un verdadero cambio de paradigma. Más que a nivel deportivo, los cambios entre bambalinas que vieron la marcha del histórico Bernie Ecclestone para dejar paso a Liberty Media y su triunvirato directivo encabezado por el estadounidense Chase Carey han sacudido la categoría reina para bien. Al ambiente festivo y el mejor espectáculo in situ para los aficionados se le deberá añadir ahora un mejor producto televisivo. Carey plantea una auténtica revolución televisiva nunca antes vista en el deporte del motor cuyo principal punto de interés sería un cambio en el equilibrio entre las retransmisiones de pago y la presencia de la F1 en la televisión en abierto.
En años recientes y quizás siguiendo la mentalidad de Ecclestone, la Fórmula 1 ha ido dejando de lado las retransmisiones en abierto. Después del primer gran intento -fallido- de la televisión digital a principios del nuevo milenio, el gran salto de la televisión de pago se dio en el Reino Unido. Allí la 'BBC' tuvo que acabar cediendo ante Sky, que se hizo con los derechos de la categoría reina del automovilismo y creó 'Sky Sports F1', un canal de pago que lleva en funcionamiento desde 2012. De una forma parecida, 'Movistar F1' empezó a retransmitir la Fórmula 1 en España desde 2014 y actualmente supone la única manera de seguir las carreras al completo en nuestro país. Según cuenta Chase Carey, esto está a punto de cambiar puesto que se avecina un cambio en el visionado de la competición.

La convivencia de la televisión en abierto y de pago

Para los aficionados, las mejores noticias que podrían traer estos cambios serían la posible vuelta a la televisión en abierto como parte del plan de Liberty Media de mantener contentos a los patrocinadores que forman parte del Gran Circo y que quieren tener cuanta más exposición mejor. Actualmente, la ausencia en ciertos mercados de canales en abierto limita la presencia de las marcas en la percepción colectiva de los aficionados. La vuelta de las retransmisiones de los Grandes Premios en abierto solucionaría el problema, permitendo que un número mucho mayor de aficionados pudiera seguir las carreras -y percibir los patrocinadores, principal objetivo de Liberty- en comparación con la situación actual.
fuente: elconfidencial.com
Ladecuadros.



Comentarios