Emotivo adiós de Danica Patrick a su carrera en la NASCAR


Al final, no quedó ninguna duda sobre el amor que le profesan sus fanáticos.

El domingo, previo a lo que sería su última carrera en la NASCAR, Danica Patrick recibió una de las más sonoras ovaciones durante la presentación de pilotos de la Daytona 500 y luego desfiló sobre el óvalo de 2.5 millas saboreando los aplausos de los aficionados que llenaron las tribunas del Daytona International Speedway.

Lamentablemente, el final de su carrera no tuvo un final feliz, ya que se vio involucrada en un accidente al final de la segunda etapa de la Daytona 500, junto a Chase Elliott, Brad Keselowski y Kevin Harvick entre otros.

Patrick no pudo ocultar su emoción e incluso tuvo que aguantar las lágrimas en noviembre pasado cuando anunció que se retiraba de la NASCAR y que la Daytona 500 iba a ser su última carrera.

El domingo, parecía estar más en paz con su decisión.

“Quizá no estaba en las cartas hoy”, dijo Patrick tras ser dada de alta en el Centro Médico de Daytona tras la revisión obligatoria luego de un accidente. “Estoy orgullosa. Competimos toda la carrera, con excepción de la última parte de la primera etapa …

“Fuera de eso, tuvimos un auto competitivo y eso es todo lo que puedes hacer”, agregó. “La Daytona 500 siempre es una apuesta. Te puede ir muy bien o terrible.

“Estoy agradecida por todo”, agregó. “Gracias a todos los fanáticos. Nos queda una más, no en esta serie, pero todavía nos queda una más”.

Tony Eury Jr., su Jefe de Equipo original en el NASCAR, regresó de su retiro solo para trabajar con Patrick en su última carrera.

“No queríamos terminar así”, dijo Eury en el garaje de Premium Motorsports junto al Chevrolet No. 7 que sufrió graves daños en el accidente. “Definitivamente nuestro principal objetivo era terminar la carrera. Hicimos todo lo que pudimos para lograr un sólido Top 10, incluso la victoria”

Eury reconoció que se sintió alagado cuando Patrick le pidió que fuera su Jefe de Equipo para esta carrera, y orgullos, aun con el 35to. puesto oficial.

“Esto solo demuestra que logré hacer algún impacto en la NASCAR y eso me hace sentir bien”, dijo. “Le dije que me sentía honrado. Sabía que todo esto iba a ser muy divertido y tratamos de hacer lo mejor de la oportunidad. Teníamos mucha confianza en el auto y el equipo”.

Antes de la carrera, Patrick posó junto al Chevrolet No. 7 de GoDaddy rodeada de sus familiares y amigos. Sus padres, Bev y TJ estaban ahí junto a su nuevo novio, el quarterback de los Green Bay Packers, Aaron Rogers, su hermana Brooke y sus dos sobrinas.

“Cuando empezó a competir con el No. 10 le dije a mi esposa. ‘Ella va a cambiar el automovilismo’,”, dijo su orgulloso padre. “La he visto competir toda mi vida y sabía que era diferente. Ha logrado mucho. ¿Qué si nos hubiera gustado lograr mejores resultados? Obvio que todos los pilotos quieren eso.

“Pero ojalá que esto haya abierto la puerta para que muchas niñas la sigan, pero principalmente lo que siento es que no tienes que ser niña o niño, cualquiera puede lograr lo que quiera si lo intenta de verdad”, agregó.

Comentarios