Liberty presentó las nuevas reglas de motores a los equipos de Formula 1.

Liberty Media está afrontando su primera temporada al mando de la F1con una nota más que excelente. Bernie Ecclestone aseguró que creó “un restaurante de cinco estrellas y lo están convirtiendo en un McDondald’s”, y pese a otras críticas recibidas, el conglomerado multimedia estadounidense está emprendiendo múltiples acciones para acercar la Fórmula 1 a la gente y aumentar su difusión. Para ello, saben que es esencial cambiar la normativa de motores que rige actualmente la Fórmula 1. En 2014, la entrada de los motores híbridos hizo que empezara una nueva era con Mercedes como único dominador. Las nuevas normativas técnicas de este 2017 han permitido a Ferrari y Red Bull acercarse a la marca de la estrella, pero no a acabar con la hegemonía de la firma germana y a crear toda la emoción que Liberty querría en pista, y en este punto, las nuevas reglas de propulsores pueden ser absolutamente claves. Estas nuevas bases fueron presentadas este martes por la FIA y la FOM a las escuderías actuales de la F1 y fueron publicadas por el máximo organismo internacional. .
Ya lo contaba Chase Carey, mandamás de la F1, cuando atendió a MD en Barcelona antes del GP de España. “Los motores de hoy en día son muy complicados. Creo que los nuevos deberían ser más simples y más económicos. La tecnología y la ingeniería es una parte importante del deporte pro los pilotos también lo son, tiene que haber un balance entre ellos. Queremos una competición bonita y que las cosas sean más excitantes. Los pilotos tienen que dar un paso adelante y tienen que ser estrellas”, argumentaba por aquel entonces el jefe del ‘Gran Circo’, con el objetivo de que en el asfalto “haya más acción y más adelantamientos”.
Si hacemos que las diferencias entre motores sean menores, mejoraremos el espectáculo. Si hacemos que los costes de los equipos sean más equitativos, habrá más lucha. Yo, como buen fan de los deportes en general, me divierto viendo F1 pero hay que mejorarla”, comentaba a este diario Carey, dibujando un esbozo de los primeros trazos que debían marcar el lienzo sobre el que empezar a pintar un nuevo futuro en la F1 marcado por los nuevos motores, una vez finalizado el famoso Pacto de la Concordia.
¿Cómo serán los nuevos motores?
Las ideas que se presentaron este martes se basarán en cuatro claves, todas ellas para aumentar la emoción y el espectáculo, pero también relacionadas a una clara intención económica. La F1 quiere atraer a nuevos motoristas al campeonato. Ya ha logrado retener a Honda y ya ha logrado que marcas como Aston Martin, Porsche, Audi, Ilmor o Cosworth se apunten a las últimas reuniones de fabricantes para debatir el tema de los propulsores del 2021. Este es un punto crucial para entender la primera de las cuatro claves de los nuevos propulsores.
Claves de las nuevas unidades de potencia:
1. Serán motores de 1.6 litros, V6, turbo e híbrido como hasta el momento. La tecnología híbrida es la de los coches de calle y para los departamentos de marketing de los constructores es vital demostrar que en la Fórmula 1, la máxima competición del automovilismo mundial, se utiliza tecnología que se usa en sus coches. La F1 siempre ha servido para implantar su gran tecnología en las calles, como un banco de pruebas que marca el futuro de los automóviles, y esa esencia no se puede perder.
2. Motores más baratos, punto imprescindible para que entren nuevos motoristas en el campeonato. La actual tecnología es muy cara y hay que cambiarla. Así pues, se establecerán parámetros de diseño interno preestablecidos. Esto permitirá además que sea más fácil insertar otro motor de otro fabricante en un chasis y en su sistema de transmisión.
3. Menos complejos. Actualmente, los motores se deben entender como unidades de potencia, formadas por 6 elementos principales con una tecnología muy complicada: El ICE (motor tradicional), el MGU-K (recuperador de energía en las frenadas), MGU-H (recuperador de energía del turbo), turbo compresor, batería y centralita electrónica, además del sistema de refrigeración. Una marca tan potente como Honda no ha sido capaz de crear un motor de estas características que sea competitivo y fiable, lo que demuestra la complejidad de estas unidades, y si se quiere atraer a nuevos constructores, la fórmula deberá simplificarse, ya que muchos de ellos no estarán dispuestos a perder millones y millones en hacer propulsores tan complejos y caros.
4. Combustible. Otro de los puntos importantes es que se investigarán las regulaciones de combustible y los límites de cantidad de combustibles utilizados.
Así pues, se prevé que los nuevos propulsores de la F1 a partir de 2021 tengan las siguientes características básicas: V6, biturbo, sin MGUH y sí un MGUK y una batería.
5. Los propulsores serán más ruidosos. Los nostálgicos de la F1 siempre recuerdan el maravilloso sonido de los V10 o los V8, mucho más estridente e imponente que el de los actuales coches de F1. Así pues, la F1 intentará que la intensidad sea más parecida a aquellos monoplazas de antaño, no cercana pero sí más parecida. En parte, la culpa de el sonido actual es culpa del MGU-H, pero Liberty ya ha hecho pruebas en las últimas carreras implantando micrófonos en el coche de Force India para agudizar el sonido del motor y que se parezca cada vez más al de sus antecesores.
6. ¿Menos mapas de motor?. se hablaba de que la voluntad de la FIA para 2021 era que los equipos sólo puedan usar una sola configuración del motor en cada fin de semana. La misma que se use en los libres tendría que ser la misma que cada equipo use en carrera y clasificación. Así, habría que olvidarse de los ‘botones mágicos’ de Mercedes, mapas de ahorro del motor, ahorro de gasolina, frenada, dejando más responsabilidad a la importancia de escoger el mapa correcto de motor para la carrera, a las manos del piloto y a su capacidad natural de gestión. No obstante, en estas primeras ideas generales, no hay rastro sobre este aspecto.
mundodeportivo.com/Ladecuadros 



Comentarios